Post Wed Mar 23, 2011 6:31 am

Récords

El primer torneo internacional
Se celebró en Madrid, en 1575, durante el reinado de Felipe II, entre los italianos Giovanni Leonardo y Paolo Boi, y los españoles Ruy López y Alfonso Cerón, resultando vencedor Leonardo, conocido como Il Puttino.

El primer match oficial por correspondencia
Se inició en abril de 1824, entre los clubes de ajedrez de Londres y Edimburgo, finalizando en julio de 1826 con la victoria de los escoceses.

El primer match por telégrafo
Lo disputaron, en 1844, las ciudades norteamericanas de Washington y Baltimore.

El primer torneo internacional de nuestra era
Londres, 1851, con motivo de la Exposición Universal, en el que resultó vencedor el alemán Adolf Anderssen.

La partida más corta
Si puede llamársele partida, la que enfrentaba a Bobby Fischer (blancas) y Oscar Panno, en el Interzonal de Palma de Mallorca (1970), en la que la jugada inicial, 1 c4, bastó a Fischer para anotarse el punto, al negarse Panno a disputarla, en protesta por el horario de juego.

La partida más larga
En competición magistral se consideraba la partida más larga la que disputaron Pilnik y Czerniak (en Mar del Plata 1953), que se prolongó durante 23 horas y 191 movimientos.
Ese récord fue batido por la partida Stepak-Mashian (Israel 1980), con 193 jugadas, y éste, a su vez, por la partida que jugaron Matinovsky y Jansa en el Open de Gausdal 1987, con 194 movimientos.

La jugada más lenta
En cuanto a tiempo de reflexión documentado, fue la que realizó el MI brasileño Terres Trois, en su partida contra el MI portugués Luis Santos, en el Open Internacional de Vigo 1980: dos horas y veinte minutos en plena apertura.

El campeón mundial más joven
Gary Kasparov, que se proclamó campeón del mundo el 9 de noviembre de 1985, a la edad de 22 años y 210 días.

El campeón mundial más viejo
Steinitz retuvo su título hasta el 26 de mayo de 1894, cuando contaba con 58 años y 10 días.

El jugador más joven de las Olimpiadas
En 1982, el tercer tablero de Surinam, Kim Jing Jin, tenía 12 años. Ese récord parece haber sido, al menos, igualado por la extraordinaria Judit Polgár, quien, también con 12 años, realizó, en la Olimpiada de Salónica 1988, la extraordinaria hazaña de sumar 12,5 puntos (de 13), en el segundo tablero femenino de Hungría, registrando así el mejor resultado individual absoluto de la Olimpiada.